Ene 31, 2014

Mis imprescindibles / prescindibles en puericultura

Mis 5 imprescindibles en puericultura

Sara, de Mamis y bebés, nos ha invitado a compartir nuestra experiencia y contar cuales han sido las 5 cosas de puericultura que nos han resultado más útiles y, por el contrario, las 5 completamente prescindibles.

Antes de empezar me gustaría aclarar que lo que es útil o no varía completamente de una familia a otra. Todo depende de vuestro concepto de crianza, de vuestras circunstancias personales y de los gustos del niño. En mi caso, lo que condicionó todas nuestras decisiones a la hora de preparar la llegada de Mateo fue el poco espacio del que disponíamos. Nuestra máxima fue ser lo más prácticos posibles, sólo cosas que nos parecieran esenciales y, realmente, nos facilitaran la vida. En algunos casos acertamos y en otros no, pero como os ocurrirá a vosotros por muchas listas y consejos que leáis. Hay cosas que sólo la propia experiencia te puede hacer ver. Aún así, aquí va mi lista.

Mis 5 imprescindibles en puericultura

1. Mi Bugaboo Bee, simplemente lo amo y os puedo dar mil razones para ello. Mi hijo tiene 18 meses y lo continuamos utilizando, no hemos necesitado comprar una silla de paseo. Ya sé que es más caro que otros carros pero vale cada euro que pagas. Eso sí, la atención al cliente de Bugaboo deja un poco que desear, cuando la garantía se acaba todo es muy complicado si tienes algún problema.

2. Las muselinas, esos trapos que valen para todo, ocupan poco espacio, son suaves, ligeros, bonitos, amorosos… No lo dudes, si tienes que hacer un regalo a una embarazada, una muselina, sobre todo si el niño nace para primavera/verano.

3. Suelo de goma. Ya sé que las mantas de juegos son muy bonitas pero le sacas mucho más partido a un suelo de goma. Al principio puedes usarlo con una mantita encima para que sea más blandito pero, en cuanto el bebé pueda moverse un poco, el suelo de goma es donde mejor estará. Le aísla del suelo, le protege de los golpes y le permite moverse con más facilidad que en una manta que tiende a arrugarse. Lo bueno de estos suelos es que puedes seguir usándolos mucho tiempo, agradecerás el efecto amortiguador cuando aprenden a lanzar cosas al suelo…

4. La hamaca. Esto sí que depende 100% del niño. Mi hijo era muy caluroso y en cuanto que llevaba un tiempo en los brazos reclamaba más espacio. Como mejor estaba era en su hamaquita entretenido con algún juguete. Yo tenía un modelo muy sencillo que se podía plegar con lo que a veces nos la llevábamos a casa de la abuela y todo.
Pero también están los niños que no las quieren ni ver. El problema es que esto no lo sabrás hasta que la hamaca ya la tengas en casa. Mi consejo, la hamaca es una cosa perfecta para que te la presten, así si no le gusta por lo menos no te has gastado el dinero a lo tonto.

5. Saco de dormir. Olvídate de edredones y juegos de sábanas. Con un buen saco de dormir y una sábana bajera estará cómodo y calentito, además, tú estarás tranquila y con menos cosas que lavar, planchar y guardar.

 

Mis 5 completamente prescindibles en puericultura

Mis 5 prescindibles en puericultura

1. El esterilizador. Esto puede ser polémico pero efectivamente, yo no he esterilizado nada, es una cuestión de principios. Primero, es un cacharro enorme que en mi encimera, directamente, no cabe. Pero, lo más importante, es que lo considero completamente innecesario. ¿Qué puede haber en mi casa que sea tan peligroso para un bebé? Lo único que hacia cada cierto tiempo es una recogida de chupetes, biberones y demás que hervía en una olla y listo (esto sólo hasta los 3 meses). Si quieres quedarte más tranquila hay soluciones como las pastillas para esterilizar el agua o unas bolsas para el microondas que yo descubrí gracias a una caja Nonabox.

2. El parque. ¡Ni puedo imaginarme el espacio que me quitaría un cacharro así!. Además, realmente pienso que donde mejor están los niños es en el suelo, moviéndose con libertad. Esto es así siempre que puedas vigilarlos, si tus circunstancias no te lo permiten está claro que prima la seguridad y el parque en ese sentido te aporta mucha tranquilidad.

3. Robots de cocina. ¿Tienes una buena batidora? ¿Entonces para qué quieres otro artefacto más?

4. Contenedor de pañales. Como ya podéis imaginar, la distancia del cambiador a la cocina es pequeña en mi caso así que no gano mucho por tener un contenedor de pañales al lado. En cuanto al olor… vale, los pañales tienen su aquel pero nada que no puedas arreglar metiéndolos en una bolsa antes de echarlos a la basura. Es una buena manera de darle uso a las bolsas diminutas que vas acumulando de la farmacia.

5. Termómetros para el baño. ¿De verdad necesitas que un aparato te diga si el agua está demasiado caliente? Que sí, que son muy monos, pero luego es un cacharro más que se queda dando vueltas por la casa. Además, la mayoría llevan una pila, ¿por qué perder una oportunidad más de contaminar?.

Esta lista podría continuar porque se me han quedado en el tintero montones de cosas que considero completamente innecesarias pero bueno, por hoy ya os he dado bastante la chapa… 😛

¿Y cuáles son vuestros imprescindibles / prescindibles?

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Preparando la llegada de un bebé

Patrocinadores

Suscríbete al blog!!!

Recibe Se Llamará en tu email:

Entradas Populares

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Don't you speak spanish?

    Translate to:

¡Estamos en Madresfera! :)

Archivos