Mar 9, 2014

Historias de nombres: Aldara

Historias de nombres: Aldara

Hace poco os presentaba una nueva sección donde compartir vuestras historias sobre la elección del nombre de vuestros hijos, Historias de nombres. La inaugurábamos con la historia de Carol y su hijo Arun, un nombre lleno de misticismo y gusto oriental.

Hoy tenemos otra invitada muy especial, alguien que seguro muchos de vosotros ya la conoceréis, se trata de Sara de Mamis y bebés, uno de los blogs de maternidad con más éxito.

Los que leéis su blog seguro que ya sabéis quien son Aldara y Mencía, dos bombones a las que es imposible no querer, aunque sea virtualmente. Comprenderéis que con estos nombres eran las candidatas perfectas para esta sección.

Aunque ninguno de los dos nombres son muy frecuentes le he pedido a Sara que nos hable sobre todo de Aldara porque Mencia, por lo menos en Madrid y en toda la zona castellana, es más conocido. Os dejo con ella para que nos cuente en primera persona dónde encontró este nombre tan especial.

Esta es la historia de Aldara.

“Hay gente que no tiene claro el nombre de sus hijos hasta que les ve la cara. Mis hijas tuvieron nombre desde antes que estuvieran imaginadas siquiera. Yo tenía claro que quería nombres que no fueran comunes, que no fuesen difíciles de escribir, que tuviesen un significado bonito y que al mismo tiempo fueran nombres de toda la vida. No quería nombres extranjeros, ni tampoco inventados. Los nombres de mis hijas los descubrí cuando era una estudiante de último año en la universidad. Soy licenciada en Historia y un día hablando de nombres en clase de cultura medieval la profesora nos dijo que había nombres medievales muy poco oídos y que eran realmente bonitos. Entre los que citó estaban Aldara y Mencía, los que ahora son de mis hijas.

Con Aldara todo fue redondo. Consulté las estadísticas en mi comunidad y era un nombre rarísimo (habían nacido 6 niñas con ese nombre en 10 años), era fácil de pronunciar y además a mi marido le gustaba. Su significado más aceptado (hay distintas propuestas) es “guerrera sabia”, lo que además ha resultado irle como anillo al dedo a mi hija. Una de las cosas que más ilusión me hacía era saber que Santa Aldara (porque aunque muchas veces me han dicho que “vaya nombre moderno le he puesto a mi hija” Aldara tiene santa) fundó en Celanova (Galicia) uno de los monasterios medievales reducto del saber en la Edad Media. Así que era perfecto. Tenía todo lo que yo quería y estoy encantada de que se llame así ¡y a ella le encanta!”

¡Muchísimas gracias Sara por compartir tu historia con nosotros! Y quien sabe, puede que de este artículo nazca más de una Aldara 🙂

¿Os apetece participar?. Si habéis elegido un nombre especial para vuestro hijo, con una historia detrás, ¡mandádmela!, me encantará escucharla y compartirla.

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Preparando la llegada de un bebé

Patrocinadores

Suscríbete al blog!!!

Recibe Se Llamará en tu email:

Entradas Populares

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Don't you speak spanish?

    Translate to:

¡Estamos en Madresfera! :)

Archivos